Abogados Especialistas en Derecho Penal

abogados especialistas en derecho penal

Muchos de los abogados que han elegido las ciencias jurídicas como su ruta profesional, han hecho esta elección, a partir de las experiencias ya sean familiares, privadas o de aquellas exposiciones en medios de comunicación de ¿cómo es el desarrollo de la abogacía?

En estos ejercicios anteriormente descritos, se ha expuesto el desarrollo de la abogacía, como un instrumento netamente penal (y peor aún donde cualquier abogado puede ejercerlo). Se han observado medios donde exponen un caso con un jurado, sin un desarrollo procesal claro, y con una solución al conflicto en solo un par de audiencias; nada más alejado a la realidad del ejercicio legal. Muchos profesionales han llegado a las facultades de derecho, con el ideario de ser abogados especialista en derecho en penal; especialidad que se inculca como la más lucrativa y mediática, tanto en la vida cotidiana, como en los salones de clase.

Cómo se desarrolla un abogado especialista en derecho penal

En las aulas de las universidades, inician con un ejercicio de lectura de teorías como las de Roxin y Jakobs, para poder abordar lo que es la teoría del derecho penal, con el propósito de que, posteriormente se puedan abordar temáticas sustanciales del código penal y por último conocer los procedimientos consagrados en el mismo. Y muchos abogados creyeron que con dicho conocimiento era más que suficiente para el abordaje de manera integral del derecho penal, y por lo cual, ya podían llamarse penalistas.

Quienes tomaron la anterior afirmación como ruta académica, creyeron que otras áreas que en principio no son relacionadas con el estudio penal, no eran necesarias para el desarrollo integral de un jurista. Ahora bien, unos cuantos que tomaron la decisión de iniciar un posgrado en áreas penales, creyeron que el estudio del derecho penal como especialidad, se culminaría con alguno de los estudios enunciados previamente.

El saber de una generalidad, no hace por ende especialista en un tema que requiere conocer más allá del conocimiento de la norma penal, y por ende requiere saber de la ciencia jurídica o no jurídica aplicable para el caso en estudio. Para poder expresar lo anterior de una manera práctica, a continuación, se expondrá un ejemplo, un abogado con posgrado en derecho penal, y que actualmente cursa estudios de pregrado en medicina. ¿En qué se relacionan dos carreras, que en principios son tan incongruentes? Se relacionan por la especialidad en derecho médico que espera poder ejercer.

Ejemplos en los que actúa un abogado especialista en Derecho Penal

Imaginemos por un instante, un caso de responsabilidad médica, respecto de un abogado que no conoce protocolos, procedimientos o teorías médicas, y uno que sí. Claramente el segundo permitirá tener un abanico más amplio respecto a la defensa aplicable para el caso objeto de disputa.

Pero, ahora bien, lo anterior es también aplicable al desarrollo de actividades propias del estudio jurídico. Ejemplo de lo anterior es un abogado con estudios en derecho penal, pero también en otras ramas tales como ambiental, administrativo, financiero, tributario, comercial, entre otros tantos. Tendrá mayores herramientas en un eventual caso de delitos contra la administración pública, un abogado con conocimientos en derecho administrativo, que aquel que solo conoce los elementos propios del derecho penal.

Es así como se puede llegar a la conclusión que para realmente poder llegarse a denominarse como abogado especialista en derecho penal, exige un estudio interdisciplinar propio de las ramas existentes en el área legal, o del estudio de ramas no jurídicas. El ejercicio del derecho penal, es la especialidad que exige un mayor grado de experticia y de responsabilidad de aquellos que ejercen dicha área, toda vez que existe en juego muchas veces un bien jurídico que en ponderación podría significar una supremacía sobre otros, como lo es la libertad.

Quienes hagan lectura de este documento, sean estudiantes, profesionales en derecho, o ciudadanos que requieren un acompañamiento legal en el área penal, la recomendación es que el grado de especialidad, permitirá tener un mayor grado de confianza respecto al caso objeto de estudio, el cual será seguramente estudiado y ejecutado de una manera más idónea.

Probablemente muchos abogados no estarán de acuerdo con la tesis aquí expuesta, pero el desarrollo de reales especialistas en el desarrollo profesional se hace menester para tener abogados más competentes en el mercado jurídico. Estadísticas muestran el aumento en sanciones disciplinares por el mal ejercicio profesional, tanto desde elementos procesales, como sustanciales y éticos.

El ejercicio académico interdisciplinar permitirá tener en nuestro gremio reales abogados penalistas que se destaquen respecto de otros colegas por su conocimiento técnico. Es necesario complementar la formación académica con áreas que permitan la distinción, el compromiso y la especialidad en razón de las necesidades actuales del mercado.

Abogados especialistas en derecho penal y con conocimientos en otras áreas, como anteriormente se ha descrito es lo que realmente permitirá llamar a un profesional en áreas jurídicas, especialista en derecho penal, toda vez que, la especialidad no lo hace el conocimiento en teorías, procedimientos o elementos sustanciales, lo hace el conocimiento interdisciplinar que permita construir un discurso crítico y diferenciador.

Conclusión

Para concluir es necesario mencionar que el derecho penal exige conocer de diferentes áreas del derecho, ya se el estudiante que se gradúa como abogado e inicia su posgrado en gerencia de proyectos e innovación. Dos carreras que al observarlas no tienen nada que ver, pero en la práctica es tal la relación que puede convertirse en un consultor y speaker, en materia de planeación legal para emprendimiento y en Legal Project Management.

El poder compartir aulas con ingenieros, economistas, financieros, le permite, al profesional del derecho, abrir su visión respecto a la lectura, conocimiento y abordaje, de casos o tesis que por la profesión se tiende a interpretar de manera estricta o desde una lectura jurídica, más allá que práctica.

Algunos abogados autodenominados penalista deben entender que, el ejercicio profesional es competido, y solo la subespecialización permitirá diferenciar, en un mercado cada vez más competitivo, y donde los desafíos de lo que es el contexto colombiano y lo que es la tercera revolución requiere; monedas digitales y tecnología, solo unos de los tantos temas que en unos años deberá estudiarse desde el área penal, y que requerirá formación para entender su contexto y desarrollo.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea