Delito de concusión en Colombia

delito de concusion

El término concusión se refiere a toda acción, mediante la cual, se ejerza fuerza o violencia sobre alguna persona para obligarla a dar o hacer algo en favor propio. Así, la mera definición de esta conducta, resulta importante para aproximarse a una comprensión correcta del tipo penal de concusión. La principal característica de este delito, consiste en la presión y coacción que se ejerce, para manipular la conducta de otro individuo en beneficio propio.

La concusión hace parte de los delitos que atentan contra el bien jurídico de la administración pública. Asimismo, el sujeto activo de este tipo penal siempre es un servidor público en ejercicio de sus deberes funcionales. Vale la pena resaltar que, la denominación legal del delito, no solamente contempla la coacción, sino también, incluye el verbo rector de incitar, el cual significa mover o estimular a alguien para que se ejecute algo.

La principal característica de la función pública, radica en la protección del interés general sobre el interés particular, por lo tanto, la conducta de concusión es sancionada por el Estado, toda vez que, se desvía el uso de las potestades públicas, con la finalidad de buscar réditos personales.

El delito de concusión en el código penal

El Código Penal colombiano (Ley 599 de 2000) establece el delito de concusión en su artículo 404, señalando expresamente que, todo servidor público que abusando  de su cargo o de sus funciones, solicite, exija o incite a otra persona a entregarle o prometerle a él o a un tercero, una suma de dinero o cualquier otro tipo de beneficio indebido, será sancionado con pena privativa de la libertad por un término entre noventa y seis (96) y ciento ochenta (180) meses, la multa se estimará entre setenta y seis punto setenta y seis (66.66)  y ciento cincuenta (150) salarios mínimos legales mensuales vigentes, la inhabilidad para ejercer funciones públicas será entre ochenta (80) y ciento cuarenta y cuatro (144) meses. En ese sentido, se trata de un tipo penal de verbo rector plural alternativo de mera conducta.

Características y elementos del delito de concusión

De acuerdo a la jurisprudencia de la honorable Sala Penal de Corte Suprema de Justicia, los elementos del tipo penal de concusión que deben concurrir, dentro de un juicio de tipicidad, son los siguientes:

  • El sujeto activo debe ser un servidor público.
  • Un abuso del poder por parte del servidor público.
  • La realización de alguno de estos verbos: inducir, constreñir o solicitar un beneficio o utilidad indebidas.
  • La relación de causalidad entre el acto del servidor público y la promesa de dar o entregar el dinero o la utilidad indebidos.

Diferencias entre los delitos de concusión, peculado y cohecho

Los tipos penales de concusión y peculado son delitos que tiene algunos puntos que guardan similitud, sin embargo, la diferencia radica en que, en el primero el servidor público es el sujeto que se encarga de peticionar sumas de dineros o algún otro tipo de utilidades, mientras que, en el segundo delito, el servidor opta por apropiarse de bienes que pertenecen al Estado.

Por otro lado, la concusión y el cohecho tiene un grado de similitud más alto. Así, en la concusión el servidor público ejerce un papel activo en la ejecución del ilícito, mientras que, en el cohecho el servidor público desarrolla un papel pasivo, es decir, acepta recibir el dinero, utilidad o promesa de retribución, lo cual no es menos reprochable.

Ejemplos de concusión

Son varias las situaciones en las que se puede presentar el delito de concusión, a continuación, se pueden encontrar tres ejemplos.

  • El policía de carretera que exige dinero a los conductores, a cambio de no imponer comparendos, causados por infracciones a la ley 769 de 2002.
  • El secretario de planeación distrital o municipal que obliga o incentiva a los constructores, a entregarle dinero, bienes susceptibles de valoración pecuniaria, o le prometa gratificación, a cambio de tramitar y aprobar licencias de construcción.
  • El Rector de un colegio público que exige a los estudiantes una gran suma de dinero para poder graduarse, sin ninguna justificación en el reglamento interno de la institución educativa, y se demuestre que es para beneficio del mismo peticionario.

Jurisprudencia del delito de concusión

La honorable Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia se ha manifestado sobre el delito de concusión en sentencia SP-78302017 (46165) de 1 de junio de 2017, argumentando que no es indispensable que se consume la conducta punible, es decir, no es necesario que la entrega de dinero u otro beneficio se materialice para la comisión de este ilícito. Así, solamente se necesita que el sujeto pasivo acceda a las pretensiones del servidor público, en virtud de la estrategia que este haya desplegado.

De esta manera, el servidor incurre en la comisión del delito de concusión cuando realiza una solicitud ante el sujeto pasivo, sin que sea necesaria la entrega de réditos, debido a que, se trata de un tipo de mera conducta. Por otra parte, no se requiere que la persona sobre la que se ejerce la presión, cuente realmente con la capacidad económica para poder entregar los bienes solicitados.

Igualmente, esta corporación señalo que, en la comisión de este delito debe encontrarse un elemento subjetivo en cabeza de la víctima, el cual se denomina “metus publicae potestatis”, es decir, se refiere al sometimiento de la víctima a las pretensiones del servidor público. Realmente, el poder proveniente del ejercicio de la función pública, tiene la potencialidad de persuadir a la persona afectada por esta conducta.

Quizás te interese:

 

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea