Delito inducción al suicidio

induccion-al-suicidio

El suicidio consiste en la acción de una persona de quitarse la vida de manera voluntaria. Así, en muchas ocasiones se encuentra motivado por la búsqueda de una escapatoria ante las situaciones difíciles que se le presentan en su vida personal. Por lo anterior, habitualmente un sujeto que se suicida, lo hace de manera autónoma, realizando por sí mismo todos los actos idóneos y necesarios para conseguir su objetivo, y siendo responsable de la decisión.

Sin embargo, en algunas oportunidades el individuo no puede incurrir en el suicidio por si solo y requiere la ayuda de otras personas para lograr este objetivo de quitarse la vida.

De acuerdo a lo anterior, la inducción al suicidio consiste en influenciar a una persona metal o físicamente para que esta se ocasione el suicidio. La inducción al suicidio en Colombia se encuentra reglamentada, toda vez que, tiene cierto grado de similitud con el tipo penal de homicidio.

La inducción al suicidio en el Código Penal Colombiano

El artículo 107 de este código señala que, todo individuo que de manera eficaz induzca a otro a suicidarse, o le suministre una ayuda que facilite su ejecución, será sancionado con multa privativa de la libertad por un periodo entre treinta y dos (32) y ciento ocho (108) meses.

En caso que el apoyo o la inducción, se encuentre enfocado en terminar con los intensos sufrimientos de una persona que son resultado de una enfermedad incurable o una lesión corporal, la multa por prisión tendrá un término entre dieciséis (16) y treinta y seis (36) meses.

Este delito se enmarca en la inducción o determinación directa sobre otro sujeto para que incurra en una conducta lesiva del bien jurídico de la vida, sin embargo, el suicidio no constituye una conducta típica. Ahora bien, para que la inducción a este se pueda considerar punible, debe ser directa, dolosa y eficaz. La principal característica de la inducción al suicidio es que el individuo suicida opta por quitarse la vida en razón de la misma influencia.

La decisión de quitarse la vida no tendrá validez cuando se trae de un menor de edad o un incapaz, razón que convertirá al delito en un homicidio con la presencia de la autoría mediata, debido a que, el inducido se convierte en un instrumento del inductor, quien será el que posea el dominio sobre el hecho, lo que lo hará responsable por un homicidio doloso.

Algunos autores consideran que la inducción al suicidio, se debe tipificar sin que sea menester la materialización de la acción del suicidio, es decir, que se considere un delito de mera conducta.

Jurisprudencia de Inducción al Suicidio

La Honorable Corte Constitucional se ha pronunciado sobre el tema mediante su jurisprudencia, aclarando que, la decisión del sujeto de terminar con su vida, se considera autónoma y personal, por lo tanto, lo que se reprocha en el delito de inducción al suicidio no es el homicidio en sí, sino la ayuda que se le otorga a otra persona para ejecutar el hecho.

El delito de inducción al suicidio generalmente contempla dos hipótesis: (I) cuando un tercero interviene para ayudar a una persona en su plena capacidad y con un estado de salud normal, se trata de un sujeto pasivo no cualificado, (II) en cambio al tratarse de una persona que padezca una enfermedad grave o intensos sufrimientos, se trata de un sujeto cualificado, donde la sanción para esta última conducta es menor, debido a que, el sujeto que decide suicidarse tiene dificultad o imposibilidad para hacerlo sin algún tipo de ayuda.

El grado de eficacia en la ayuda al suicidio varia dependiendo de la clase de aporte que se preste y las condiciones que tenga el sujeto, por cuanto, puede brindarse el apoyo con la facilitación de los medios o incluso constituir una eutanasia.

Diferencia entre homicidio por piedad e inducción al suicidio

El homicidio por piedad consiste en matar a otra persona, con el fin de ayudarla a terminar con un sufrimiento insoportable. La diferencia entre la inducción al suicidio y el homicidio por piedad, se encuentra en la acción realizada, pues en el primer tipo penal se sanciona la ayuda o inducción, mientras que, en el segundo delito se condena el hecho de matar. De acuerdo a la legislación penal, se enmarca como un delito, la ayuda prestada a otra persona para darle fin a su vida sin importar las circunstancias particulares en las que se haga la solicitud de apoyo, en consecuencia, las penas se dosificaran dependiendo de la magnitud del aporte.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea