Sobre el recurso de casación

recurso de casacion

La palabra Casación se emplea frecuentemente en el ámbito jurídico, para referirse al hecho y al resultado de anular, derogar o casar. El Recurso Extraordinario de Casación es un mecanismo procesal, a través del cual, se pueden impugnar las sentencias dictadas en segunda instancia. En ese sentido, resulta necesario aclarar que, la Casación no es una tercera instancia, sino un control constitucional y legal cuya finalidad es lograr la aplicación real del derecho objetivo y la protección de las garantías fundamentales de las partes.

De igual forma, la Casación se considera un recurso extraordinario, por cuanto, únicamente procede con fundamento en causales extraordinarias de naturaleza procesal, probatoria y sustancial. Realmente, su estudio es excepcional, y la interposición y sustentación de este recurso debe realizase de manera técnica, para que tenga probabilidades serias de prosperar judicialmente.

La unificación de la jurisprudencia es otra finalidad muy importante dentro de la Casación, debido a que, le permite a los jueces y magistrados seguir las mismas líneas jurisprudenciales en casos similares. En otras palabras, esta finalidad busca que haya un trato igual para casos equivalentes.

Casación Penal – ¿Qué es casación en derecho?

La palabra casación es un término que se emplea en el ámbito del derecho y se refiere al hecho y la consecuencia de anular o casar (en cuanto a derogar), y que les entrega la facultad a las altas cortes de estudiar las presuntas infracciones en las sentencias y los errores en el desarrollo de los procesos.

Las finalidades del recurso de casación en materia penal enunciadas antes, se encuentran consagradas en el artículo 180 de la ley 906 de 2004 (C.P.P). Los intervinientes en el proceso penal pueden interponer este recurso, contra el fallo de segunda instancia que defina la responsabilidad penal del procesado, cuando contenga errores que se hubieren presentado en cualquiera de las dos instancias.

El artículo 181 establece cuatro causales para determinar la procedencia de la Casación, basadas en diferentes tipos de errores de hecho y de derecho. Así, esta disposición consagra las siguientes causales:

causales de casacion

Teniendo en cuenta lo anterior, la primera causal se refiere a un error in iudicando, donde el juez se equivoca en la aplicación de una norma. Ahora bien, este error se puede presentar en tres modalidades, a saber, (i) la falta de aplicación de una norma, (ii) la aplicación indebida de una norma, y (iii) la interpretación incorrecta de la norma. Luego, la segunda causal también se refiere parcialmente a un error in iudicando, cuando se desconoce alguna norma jurídico procesal que fije la estructura del proceso penal, sin embargo, se caracteriza además por retratar errores in procedendo, es decir, actuaciones incorrectas dentro del trámite del proceso penal, que tengan la potencialidad de afectar las garantías fundamentales del procesado o las víctimas.

Seguidamente, la tercera causal contempla un error de derecho en la modalidad de falso juicio de legalidad y falso juicio de convicción. Así, el falso juicio de legalidad se relaciona con el procedimiento para decretar y practicar un medio de prueba, mientras que, el falso juicio de convicción se ubica dentro de la valoración de la prueba, sin embargo, únicamente desde el punto de vista de una regulación normativa, frente a la conducencia, pertinencia y utilidad. Por otro lado, esta misma causal señala un error hecho en el ámbito probatorio, que se puede presentar en tres modalidades, como son el falso juicio de existencia, falso juicio de identidad y el falso juicio de raciocinio. El primero se da cuando el juez desconoce una prueba que obra dentro del proceso, ó supone una prueba que no existe; el segundo se comete cuando el juez tergiversa el medio probatorio, adicionando o quitando alguna conclusión; por último, el tercero significa la falta de observancia de las reglas de la sana crítica por parte del juzgador.

La última causal es una garantía de las victimas dentro del proceso penal, conforme al principio de reparación de los daños ocasionados por el delito. Si se observa en detalle, esta causal no puede tener ninguna incidencia en la responsabilidad penal del procesado, a diferencia de las otras tres causales expuestas.

Vale la pena resaltar que, la Casación se concede en un efecto suspensivo, es decir, la sentencia de segunda instancia impugnada no producirá efectos, mientras no se decida por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Trámite del recurso extraordinario de casación

Además de las finalidades y las causales, la viabilidad de la interposición y sustentación de la Casación, se encuentra directamente relacionada con la oportunidad procesal que señala con precisión y claridad el artículo 183 del C.P.P, en los siguientes términos:

articulo-183-oportunidad

En este orden de ideas, la interposición del recurso y la presentación de la demanda de Casación están sujetas a estos términos, que son de naturaleza preclusiva, es decir, si no se ejercen dentro de este lapso, se perderá para siempre la oportunidad de acceder a la casación.

Aunado lo anterior, la interposición debe cumplir unas directrices legales fijadas por la ley 906 de 2004, y las reglas jurisprudenciales de interposición de este mecanismo extraordinario, fijadas por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, mediante el Auto AP- 7542020 (56255) de febrero 26 de 2020 (Magistrado Ponente: Eyder Patiño Cabrera), tales como, la exposición precisa de los cargos que se sustentaran en la presentación de la demanda de casación, y los motivos por los que se considera que el sentido del fallo recurrido cambiaría. Asimismo, se debe indicar la finalidad perseguida con el recurso y el tipo de error que a juicio del recurrente se cometió.

La interposición debe cumplir estos requisitos mínimos formales y sustanciales, so pena de no ser concedida. Posteriormente, si se concede el recurso, la parte deberá presentar la demanda de casación dentro de los 30 días señalados, so pena de que se rechace el recurso.

De esta forma, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia estudiará la demanda. En ese sentido, si la demanda es admitida, se fijará una fecha dentro de los 30 días siguientes, para celebrar la audiencia de sustentación, donde podrán comparecer las partes, con el fin de ejercer su derecho a la contradicción respetando los límites de la demanda. El fallo se dictará dentro de los 60 dias siguientes a la audiencia de sustentación.

La Corte tendrá la facultad de decidir en qué estado queda el proceso. De igual forma, por decisión de la sala y debido a la unificación de jurisprudencia, podrán acumularse varias demandas para decidirse en el mismo fallo.

La decisión sobre el recurso será extensiva en los casos en que sea beneficiosa para los recurrentes. Igualmente, la decisión del recurso de casación deberá seguirse por el principio de no agravación, en el caso de una sentencia condenatoria la resolución no podrá ser más perjudicial para el imputado, salvo si el recurrente fue el Ministerio Público, la víctima o el fiscal, en virtud del principio no reformatio in pejus.

Sobre la sentencia de casación

La Honorable Corte Constitucional realizó una precisión en su jurisprudencia, a través de las sentencias C-792 de 2014 y SU-215 de 2016, mediante las cuales, sostuvo que el juez penal no realiza el mismo examen en la casación y en sede de impugnación, dado que, se debe limitar solamente a la sentencia recurrida y no al objeto de la controversia, por lo tanto, aseguró que el juez no puede analizar integralmente el fallo recurrido. En el mismo sentido, afirmó que no hay casación oficiosa en materia penal.

De acuerdo a lo anterior, La Corte Suprema aclaró que, el artículo 181 del C.P.P contempla la procedencia de la casación contra las sentencias de segunda instancia, por lo tanto, no era correcto el juicio de la Corte Constitucional. Tampoco es acertado a juicio de la Corte Suprema de Justicia, discriminar las valoraciones de impugnación y casación, otorgándoles un alcance diferente, pues terminan siendo parte del mismo contexto; bien guardan similitudes y diferencias, no pueden separarse intelectualmente. Finalmente, sostuvo que el inciso 2 del artículo 184 del C.P.P, indica de manera clara que el juez penal si puede valorar causales de casación diferentes a las alegadas y puede darse una revisión oficiosa de la sentencia objeto de casación.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea