Medidas Cautelares y cuáles están vigentes

medidas cautelares

Las medidas cautelares son herramientas establecidas por el legislador con el propósito de proteger de manera temporal, los derechos que puedan llegar a ser afectados en un proceso. Teniendo como objetivo principal proteger a las personas que acuden ante la autoridad competente a demandar un derecho y que la decisión tomada por el juez se materialice.

Medidas cautelares y sus diferentes tipos

Medidas cautelares de carácter individual o personal

Estas medidas afectan o recaen sobre el individuo, por ejemplo, en los procesos, de patria potestad, alguno de los padres puede solicitar como medida cautelar que el menor permanezca con el padre o la madre, por eso la doctrina las ha nombrado medidas de carácter personal

Medidas cautelares de carácter económico o patrimonial

Este tipo de medidas son definidas como aquellas que recaen sobre el patrimonio de la persona demandada, es decir, pueden recaer sobre los bienes muebles o inmuebles, como ejemplo de estas medidas están, el embargo, el secuestro, la inscripción de la demanda, entre otros.

Medidas cautelares típicas

Estas son creadas por el legislador y se encuentran establecidas en alguna Ley, estatuto, ordenanza o acto determinado; las características y requisitos de procedencia de este tipo de medidas ya se encuentran determinados en el ordenamiento jurídico, por lo cual, quien la solicite solo debe tener en cuenta lo que establece la ley. Este tipo de medidas se ciñen al principio de legalidad.

Medidas cautelares innominadas

A diferencia de las medidas cautelares típicas, estas medidas innominadas no están determinadas por el legislador, por el contrario, quien determina las características y requisitos de este tipo de medidas conforme al caso concreto es el Juez, el principio de legalidad en este tipo de medidas no desaparece, ya que, a pesar de que no se encuentren consagradas en la Ley, existe una autoridad competente por la Constitución Política para establecer las medidas garantizando así el principio antes mencionado.

Medidas cautelares penales

A diferencia de las medidas cautelares en los demás procesos, en el derecho penal este tipo de medidas cumplen unos fines específicos, a saber:

  1. Custodiar o proteger aquellos bienes que pueden servir como elementos materiales probatorios en la investigación que se lleva en curso.
  2. Garantizar la reparación de las víctimas afectadas por la conducta delictiva.

En caso de que estos fines ya hayan sido garantizados o el bien no sea idóneo para hacer efectivos estos objetivos, es necesario realizar la devolución o destrucción del bien; la destrucción procede en aquellos casos en los que por ley la devolución del bien es imposible, por ejemplo, en los casos de incautación de droga o billetes falsificados.

En el derecho penal de acuerdo con el propósito que se persigue existen diferentes tipos de medidas cautelares, pero ¿cuáles son las medidas cautelares en el proceso penal? Éstas se expondrán a continuación:

Medidas cautelares sobre bienes aptos de comiso

El comiso consiste en la pérdida definitiva de los bienes a favor del estado por el penalmente responsable, esta pérdida se establecerá en la sentencia condenatoria; para hacer efectiva dicha figura el legislador estableció algunas medidas cautelares, tales como:

Incautación

Consiste en la captura física de un bien mueble que ha sido utilizado para la comisión de un delito o, como un instrumento para lograr la ejecución de éste.

Ocupación

Consiste en la captura física de un bien inmueble que ha sido utilizado para la comisión de un delito o, como un instrumento para lograr la ejecución de éste.

Suspensión del poder dispositivo

Esta medida, como su nombre lo indica, consiste en suspender la posibilidad que tiene el imputado de disponer o realizar cualquier tipo de negocio a título traslaticio de dominio sobre aquellos bienes sujetos a registro. Dicha medida, aunque sirve con fines de comiso también es utilizada para garantizar la reparación de las víctimas.

Medidas cautelares con propósito de prevención

Este tipo de medidas tienen como fin prevenir que las personas jurídicas no sean utilizadas para cometer ilícitos, debido a que, en Colombia este tipo de personas no responden penalmente, por lo cual, el legislador estableció estas medidas.

Interrupción de personería jurídica

Esta medida consiste en suspender de manera temporal la facultad para actuar de la persona jurídica cuando, se infiera que a través de ésta se están ejecutando conductas delictivas, esta medida será de carácter definitivo, en el momento en que, la sentencia sea de carácter condenatorio y se haya probado la responsabilidad penal del investigado.

Cierre transitorio del establecimiento

Esta medida tiene por objeto cerrar de manera temporal las sedes, en las cuales la persona jurídica desarrolla su objeto y se infiera que allí se están ejecutando conductas delictivas, esta medida será de carácter definitivo, en el momento en que, la sentencia sea de carácter condenatorio y se haya probado la responsabilidad penal del investigado.

Suspensión y Cancelación de registro obtenidos fraudulentamente

La suspensión y cancelación tiene por objetivo, dejar sin efecto aquellas inscripciones conseguidas a través de la comisión de un delito sobre los bienes sujetos a registros, esta medida tiene su fundamento en el principio del derecho penal, consistente en que, el delito no genera obligaciones.

Medidas cautelares con propósitos de garantizar la reparación de la víctima

Prohibición de venta

Con esta medida se garantiza que el imputado no pueda vender aquellos bienes sujetos a registro, con esto, evitar la posibilidad de que se insolvente.

Embargo

El embargo prohíbe que el bien afectado por esta medida pueda ser objeto de algún título traslaticio de dominio, por lo cual, permanecerá en el dominio del procesado garantizando una indemnización integral a la víctima, adicionalmente en el momento de dictar sentencia condenatoria el Juez puede hacer efectivo el embargo indemnizando a la víctima y evitando que se inicie un nuevo proceso de incidente de reparación integral, siendo congruente esto con el principio de economía procesal.

Secuestro

El secuestro procede tanto sobre bienes muebles que no están sujetos a registro, como bienes inmuebles, esta medida consiste en la entrega del bien a un tercero llamado secuestre, con el fin de que éste, custodie y guarde el bien durante el proceso penal hasta su culminación, para que, el bien mueble o inmueble, no sea vendido, ocultado, dañado, o demás acciones que afecten al mismo, y que puedan perjudicar los derechos de la víctima.

El objetivo principal de esta medida es que, las partes tengan la confianza, acerca de la custodia del bien en manos de un tercero ajeno al proceso, protegiendo el derecho que tiene la víctima a ser indemnizado, evitando, la pérdida, venta, daño o demás acciones sobre el bien, por otra parte, garantizando la presunción de inocencia que tiene el procesado.

Las solicitudes de las medidas cautelares en materia penal se pueden realizar en cualquier etapa del proceso, aunque algunas de éstas, en la práctica se solicitan en la etapa de imputación, por ejemplo, la prohibición de enajenar bienes sujetos a registro; por otra parte, estas medidas pueden ser solicitadas por la fiscalía o por la representación de víctimas a través de una audiencia preliminar ante el juez de control de garantías, quien decidirá sobre la procedencia o no de las mismas. Por último, es necesario advertir que estas medidas tienen un carácter transitorio y solo pueden hacerse efectivas con la sentencia condenatoria.

 

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea