Denuncia por hurto

denuncia por hurto

El delito de hurto se encuentra tipificado en el artículo 239 de la ley 599 de 2000, el cual consiste en que, una persona se apropia de un objeto mueble que no le pertenece, con lo cual obtiene un beneficio para él o para otra persona, el legislador impuso una pena que oscila entre los treinta y dos (32) meses como mínimo y un máximo de ciento ocho (108) meses de prisión, por otra parte, estableció que si el objeto hurtado no superaba el valor aproximado de diez (10) SMLMV la pena sería inferior, es decir, de dieciséis (16) a treinta y seis (36) meses.

Ahora bien, a continuación, se realizará un análisis de cada uno de los elementos constitutivos de la descripción típica. Así las cosas, se tiene que para que se entienda configurado el ilícito mencionado, es necesaria la presencia de los siguientes elementos.

Elementos del delito de hurto

  1. Apropiación;
  2. Sobre un objeto especie mueble;
  3. El bien debe ser de otra persona;
  4. Obtención beneficio para sí o un tercero.

A continuación, se desarrollarán cada uno de los elementos mencionados para mayor claridad, así:

Apropiación

El apoderamiento es el verbo rector de la conducta del hurto, es especial y único, ya que tal conducta no requiere la voluntad o asentimiento del titular del derecho que se violenta o lesiona, o del que a cualquier título detenta el bien que se saca de su ámbito o custodia. Es decir, el apoderamiento de un bien implica el quebrantamiento de la custodia ajena que se sustituye por la propia o por la de un tercero.

La acción de apoderar requiere que el sujeto activo sustraiga de la esfera del propiedad y protección del sujeto pasivo de la conducta la cosa mueble con el propósito de obtener algún beneficio económico, sin importar si el apoderamiento realmente se hizo efectivo o no.

Sobre un objeto especie mueble

Con relación a este requisito es necesario mencionar que las cosas corporales se dividen en muebles e inmuebles, los bienes inmuebles son aquellos que por sus características imposibilitan su traslado de un lado a otro, como por ejemplo, las casas, los edificios, entre otros; por otro lado, se encuentran los bienes muebles, los cuales son aquellos que pueden ser trasladados de un sitio a otro, por lo cual, el delito de hurto solo recae sobre la segunda categoría, ya que, con relación a los bienes inmuebles es imposible ejecutar el apoderamiento por las características mencionadas. 

El bien debe ser de otra persona

La palabra ajena, como toda expresión, es susceptible de tomarse en dos formas: una positiva (debe la cosa tener un titular) y una negativa (el que se apodera no debe tener derecho alguno sobre el bien). Significa, entonces que la cosa objeto de la acción ilícita no puede ser propia, no debe ser una cosa perdida, no puede ser de aquellas que no teniendo dueño pueden adquirirse por ocupación.

La palabra ajeno, implica que el objeto, sobre el cual recae la conducta de apropiarse debe pertenecer a otra persona y se encuentre en la esfera de propiedad de dicha persona, ya que, por ejemplo, si se ha entregado el bien a través de un título no traslaticio de dominio y se apodera del bien se estaría en presencia de un abuso de confianza y no un hurto.

Obtención beneficio para sí o un tercero

El último de los elementos consiste en obtener el propósito de provecho patrimonial personal o de terceros, esto quiere decir, que el objetivo para apropiarse de un bien mueble de otra persona consista en la obtención de un beneficio económico para el sujeto activo de la conducta o un tercero.

Por otra parte, y con relación a los elementos objetivos del delito de hurto, es necesario expresar:

  1. Sujeto Activo: Entendiendo que es quien ejecuta la acción que se encuadra típicamente en el delito citado, el cual se puede observar no requiere ninguna calidad especial ya que al contener la expresión “el que”, se puede decir, que cualquier ciudadano puede realizar la descripción típica del delito de hurto.
  • Sujeto Pasivo: Es sobre quien recae la acción, al igual que el sujeto activo el tipo penal no exige ninguna cualidad o calidad especial que deba tener el sujeto pasivo, es decir, el ilícito puede recaer sobre cualquier persona.
  • Bien jurídico tutelado: Este delito tiene como propósito proteger el patrimonio económico.
  • Verbo Rector: En este delito el verbo rector consiste en apoderarse de un bien mueble con el objetivo de obtener un incremento patrimonial para sí o un tercero, en perjuicio del dueño del bien mueble.

El legislador en el código penal consagró diferentes modalidades, a través de las cuales se puede cometer el delito de hurto, una de ellas es el hurto calificado, el cual aumenta la pena que tiene el hurto simple, por lo cual, el hurto calificado tiene una pena de seis (6) años a catorce (14) años y se entiende que se realiza cuando el sujeto activo de la conducta actúa conforme a las siguientes situaciones:

  • Empleando violencia sobre el bien mueble objeto del ilícito.
  • Beneficiándose de la desprotección del sujeto pasivo de la conducta o ejerciendo acciones para poder ubicar a la víctima en dicho estado.
  • Ingresar sin ninguna autorización al lugar de domicilio de la víctima o el sujeto pasivo de la conducta.
  • Utilizando maniobras para superar obstáculos que se encuentren en el lugar de comisión del ilícito, como por ejemplo, emplear llaves falsas, violando la seguridad, entre otros.
  • Debe actuar con violencia sobre el sujeto pasivo de la conducta, en este caso, el código penal consagra una pena privativa de la libertad de ocho (8) a dieciséis (16) años.
  • Empleando algún vehículo automotor u otro medio de transporte, caso en el cual, la pena será de siete (7) a quince (15) años de prisión.
  • Sobre aquellos elementos que pertenezcan a un servicio público esencial, tales como, comunicación, energía eléctrica, gas, acueducto o alcantarillado.

Aunado a lo anterior, existen unas circunstancias de agravación punitiva que se encuentran consagradas en el artículo 241 del Código Penal, esto quiere decir, que aumenta en un lapso de tiempo la pena principal del delito de hurto simple, algunas de estas circunstancias son:

  • Aprovechando alguna situación, en la cual, la comunidad se encuentre en riesgo colectivo.
  • Cometiendo el delito sobre equipaje de viajeros en el aeropuerto, muelle u otro lugar de transporte.
  • Realizar el ilícito en algún lugar solitario o sin población.
  • Cuando el ilícito es cometido por varias personas.
  • Ejecución de la conducta en lugar o transporte público.

Por último, en el artículo 242 de la ley 599 de 2000, se encuentran estipuladas las circunstancias de atenuación punitiva, y en dichos casos, se aplica una multa en vez de la pena privativa de la libertad.

El delito de hurto principalmente es investigable de oficio, a menos que, se trate del hurto simple cuya cuantía no sea mayor a cinto cincuenta (150) SMLMV, ya que éste requiere que, la víctima o el afectado, quienes fungen como querellantes legítimos, pongan en conocimiento los hechos dentro de los seis (6) meses siguientes a la ocurrencia de los mismos y podrá desistir de la acción penal.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea