Todo sobre el Delito de maltrato animal en Colombia

maltrato animal

La Ley 1774 de 2016 modificó la cosmovisión legal que existía en el ordenamiento jurídico colombiano acerca de los animales, su naturaleza y sus derechos. El artículo 655 del Código Civil únicamente los consideraba bienes muebles, es decir, tenían reconocimiento meramente patrimonial. En ese sentido, los animales fueron reconocidos como seres sintientes, cuya integridad física y moral debe ser respetada por la colectividad.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta ley introdujo un tipo penal nuevo denominado Maltrato Animal, consagrado en el artículo 339A del Código Penal (Ley 599 de 2000). De esta manera, quien de cualquier manera maltrate a un animal que haya sido domesticado, amansado, silvestre o exótico vertebrado, provocando la muerte o lesiones que afecten gravemente su salud, responderá con pena principal de prisión de 12 a 36 meses, inhabilidad para ejercer oficios o adelantar actividades que tengan relación con animales, y multa que puede ir de 5 a 60 Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes.

De igual forma, el articulo subsiguiente 339B estableció algunas causales de agravación de esta conducta delictiva, tales como, la comisión con sevicia, el maltrato que se produzca en lugares públicos, si el maltrato se da la presencia de menores de edad o se usan menores y/o inimputables para dicho fin, actos sexuales con animales, y cuando se ostente la calidad de servidor público. Así, la pena se aumentará. de la mitad a las tres cuartas partes. 

La regulación del maltrato animal en el país a través del derecho penal se hizo necesaria, dado que, las cifras antes de la expedición de la citada ley eran muy desalentadoras. En 2015 hubo alrededor de 19.000 casos de maltrato físico y 4.500 casos de abandono de mascotas en Colombia.

Qué es el delito por Maltrato Animal

En primer lugar, se trata de un tipo penal con un sujeto activo indeterminado, es decir, cualquier persona puede incurrir en la comisión de esta conducta. Así las cosas, no solamente el propietario, el tenedor o depositario pueden caer en maltrato animal sino cualquiera.

La conducta nuclear de este delito se refiere al maltrato, definido por el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española como aquel trato que se realiza con crueldad, dureza y desconsideración. Ahora bien, si se observa en detalle la estructuración típica, no todo tipo de animales son cubiertos por la norma penal, sino exclusivamente aquellos que se han tomado como mascotas, los que se han amansado y los vertebrados silvestres, por consiguiente, no se podrá predicar la existencia de este delito en otro tipo de seres animales.

Vale la pena resaltar el carácter fragmentario del derecho penal, pues no es viable sancionar ataques menores desde el punto de vista de una política criminal estructurada. La delimitación del tipo no quiere decir que se toleren otra clase de ataques a animales que no cumplen con estas características, pues el Estado colombiano tiene otros instrumentos legales para enfrentar estas irregularidades desde ámbitos legales distintos.

El Maltrato Animal y Falacia Ad Traditionem

La falacia argumentativa de tradición denominada ad traditionem o ad antiquitatem consiste en afirmar que algo debe ser considerado bueno o aceptable por ser una tradición. De esta forma, una ciudadana en contravía con algunos grupos que promueven el maltrato animal como expresión cultural y artística demandó la constitucionalidad del parágrafo 3° del artículo 5° de la Ley 1774 de 2016, que contempla la excepción en la comisión del delito de maltrato animal en aquellos eventos que se produzca dentro de los casos señalados por el artículo 7 de la ley 84 de 1989, a saber, corridas de toros y peleas de gallos.

Concretamente, durante la Sentencia C 133 de 2019 la demandante solicitó que no se exceptuaran las actividades que se adelantan en galleras y espectáculos taurinos, pues según su sustentación, el sufrimiento de los animales no era tolerable como forma de promover diversión en actos culturales.

La Corte Constitucional declaró la exequibilidad de la disposición señalada, sin embargo, dejó claro lo dispuesto en otra línea jurisprudencial de 2010 por esta misma corporación, donde se declaró exequible el artículo 7 de la ley 84 de 1989, siempre y cuando se morigeraran y suprimieran las conductas crueles contra los animales, promoviendo un proceso de adecuación y respeto de su integridad. Además, la tradición cultural debe ser acreditada y desarrollarse con periodicidad.

Claramente el análisis normativo y jurisprudencial, reconoce y acepta el hecho que el maltrato animal que se produce por tradiciones culturales debe ser permitido por el Estado. En razón a lo anterior, se incurre en la falacia de argumentación descrita. Por otro lado, las excepciones que contempla la ley y son toleradas por el Tribunal Constitucional, no hacen parte de una construcción necesaria con componentes teleológicos, sino simplemente evidencian una inaceptable acepción de personas.

Por ejemplo, si se inflige tratos crueles y se mata un toro por alguien que visita un rancho o finca, seria sancionado penalmente, no obstante, si el mismo acto se comete por un “torero” en aras de promover diversión en su público, no sería castigado. Ahora, lo mas grave de todo se observa en las causales de agravación expuestas, por cuanto, varias de ellas se cumplen en los casos exceptuados de sanción, llevados a cabo en espacios públicos y con sevicia frecuentemente.

Cómo hacer una denuncia por Maltrato Animal

Si alguna persona tiene conocimiento de maltrato animal, puede denunciar esta conducta ante la Fiscalía General de la Nación u otra autoridad competente, siempre que se cumplan todos los requisitos que se detallaron previamente. La denuncia debe señalar con precisión y claridad las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se produjo o se está produciendo el maltrato, la identificación del responsable si se conoce, y los datos del denunciante si desea ser identificado. Las denuncias se pueden realizar también ante el 123 de emergencias y ante el GELMA (Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal).

Las denuncias tienen un trámite preferencial y deben ser atendidas en un lapso de 24 horas. Incluso, la Policía Nacional tiene la facultad de realizar detenciones preventivas cuando existan indicios de maltrato animal, conforme al artículo 46ª de la Ley 1774 de 2016.

Cuál es la Política Pública de Protección Animal

La protección de los animales y la eliminación de todo tipo de tratos crueles debe ser una política pública integral y no segmentada. Las actividades laborales, lúdicas, culturales, investigativas, etc, deben necesariamente excluir la crueldad y el sufrimiento, pues el desarrollo de un País solo se puede lograr a partir del respeto del derecho de los más débiles.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea telegram-en-linea telegram-en-linea