Audiencia de juicio oral

audiencia de juicio oral

La audiencia de juicio oral es una actuación procesal de carácter publico y oral, a través de la cual, se practican y aportan todas las pruebas que la Fiscalía y la defensa solicitaron dentro del trámite de la audiencia preparatoria. Asimismo, se constituye como el escenario por excelencia, para presentar alegatos de conclusión y defender la tesis que se haya planteado en el caso. Ahora bien, esta audiencia termina con el fallo de primera instancia que emite el juez de conocimiento, y se considera el último acto procesal dentro de la etapa de juicio, donde se determina la responsabilidad penal del procesado.

Por otra parte, los requisitos legales de esta audiencia corresponden a la publicidad, inmediación, contradicción, oralidad y concentración. Así, la instalación de la audiencia es similar a la audiencia de acusación y a la audiencia preparatoria, dado que, el Juez verifica inicialmente la presencia de las partes. Vale la pena resaltar que, la publicidad puede ser limitada en aquellos eventos en que se altere el trámite normal de la audiencia.

¿Cómo es la estructura y los pasos de una audiencia de juicio oral?

Al igual que en las anteriores audiencias, el procesado tiene la oportunidad de aceptar su responsabilidad penal, sin embargo, en esta fase el proceso únicamente se le otorga un beneficio, correspondiente a la sexta parte de la pena prevista para los delitos aceptados. Del mismo modo, si se produce la aceptación por parte del acusado, se dará el tramite mediante la figura del preacuerdo con la Fiscalía. La aceptación de los cargos debe ser una decisión libre y asesorada por el abogado que representa al acusado

Ahora bien, si la defensa y la Fiscalía han realizado un acuerdo previo y lo manifiestan dentro del trámite de esta audiencia, el juez será el encargado de aprobar o improbar el preacuerdo. En caso que no haya aceptación, se adelantará la audiencia normalmente.

Seguidamente, se produce una declaración inicial donde se le concede la palabra a la Fiscalía, para que exponga su teoría del caso, respecto a los hechos jurídicamente relevantes y enuncie las pruebas solicitadas en preparatoria, que vayan a ser practicadas en audiencia de juicio. Asimismo, el ente acusador deberá pronunciarse acerca de la adecuación típica de la conducta y la solicitud de condena. Por otra parte, la defensa puede ejercer dos conductas procesales distintas, a saber, exponer igualmente su teoría del caso, o guardar silencio.

De esta forma, una vez finalizada la declaración inicial, se iniciará la práctica de las pruebas solicitadas en audiencia preparatoria. Resulta importante señalar que, los medios probatorios en materia penal, buscan darle un grado de conocimiento al juez, más allá de toda duda razonable, sobre la comisión del delito, la autoría o participación del acusado.

Las reglas probatorias del proceso penal fijado en la ley 906 de 2004 son claras frente al decreto, practica, contradicción y valoración de todos los medios probatorios, por lo tanto, las pruebas que no se haya decretado en la audiencia preparatoria, no podrán ser practicadas dentro de la audiencia de juicio oral, salvo si el Ministerio Público realiza una solicitud de nuevos medios probatorios que no se tuvieron en cuenta y tienen probabilidad de incidir en la decisión final del juzgador.

Luego, el juez tiene la obligación de tener en cuenta las pruebas que se practican en el desarrollo de la audiencia, sin embargo, si alguna presenta un criterio de inadmisibilidad, tendrá que rechazarla y, en consecuencia, no será valorada. Los criterios para declarar una prueba como inadmisible son: (i) que pueda causar un daño grave e injusto, (ii) que sea superflua o genere confusión, y (iii) que termine dilatando la actuación procesal.

Las partes pueden aportar una amplia variedad de medios probatorios, tales como, prueba documental, testimonios, dictámenes periciales, inspección judicial, elementos materiales probatorios y todo tipo de evidencia científica. También podrán aportarse pruebas de referencia, es decir, toda declaración que haya sido realizada fuera del juicio, sin embargo, el numeral dos del artículo 381 del C.P.P, consagra expresamente la prohibición de condenar basándose únicamente en prueba de referencia. En caso contrario, se presentaría un error de derecho conocido como falso juicio de convicción, dado que, el juez no podría llegar al estándar probatorio exigido para condenar, enunciado antes.

Después, cuando concluya la práctica de las pruebas, tanto el Fiscal como la parte acusada pueden solicitar la absolución perentoria, en aquellos casos donde se evidencie claramente que los hechos que fundamentaron la acusación son atípicos, y ante esta situación el Juez deberá resolver sin tener en cuenta la exposición de los alegatos de conclusión.

En cuanto a la exposición de los alegatos de conclusión, el Fiscal se encargará de señalar los argumentos relacionados con el análisis de las pruebas anteriormente practicadas, seguidamente, tendrá la palabra el representante de la víctima y el Ministerio Público, con el fin de exponer sus alegatos y observaciones frente a la responsabilidad del procesado.

A continuación, la defensa tendrá su turno para presentar sus argumentos, los cuales podrán ser controvertidos únicamente por el Fiscal. La defensa cuenta con la oportunidad de realizar una réplica, sin embargo, se debe limitar a aspectos concretos del debate, evitando redundancias y aportes superfluos. El juez podrá limitar el tiempo de los alegatos de conclusión, conforme al grado de complejidad del debate procesal y la cantidad de pruebas practicadas.

Finalmente, agotado todo el procedimiento anterior, el Juez podrá ordenar un receso de hasta dos horas, para emitir la sentencia que resuelve en primera instancia. El fallo tiene varios requisitos que debe hacer cumplir el juez, tales como, proferir decisiones individuales frente a cada acusado, pronunciarse acerca de cada solicitud presentada por las partes, ser oral y público.

Situaciones en las que se puede suspender una audiencia de juicio oral

Por regla general, la audiencia no debe suspenderse, sin embargo, se puede posponer bajo circunstancias muy graves, cuando no se tengan más alternativas. Debido a lo anterior, la suspensión puede darse por el tiempo que dure la situación adversa. Por ejemplo, cuando un testigo relevante para la investigación no se presente a declarar por retraso, el juez puede ordenar un receso de hasta dos horas.

Acerca de las objeciones y oposiciones en la audiencia de juicio oral

Las oposiciones son el instrumento que tienen las partes para resguardar y sanear la información que aportan los testigos al Juez. A este respecto, el C.P.P consagra el derecho de todo individuo a presentar pruebas y controvertirlas, por consiguiente, una de las formas de ejercer ese derecho de contradicción, consiste en la formulación de oposiciones u objeciones, dentro de los interrogatorios adelantados en el juicio oral. Teniendo en cuenta lo anterior, el juez debe rechazar, conforme al artículo 392 del mismo código, todas las preguntas que sean sugestivas, capciosas, confusas, ofensivas e impertinentes.

Realmente, el objetivo principal del ejercicio de las oposiciones, radica en que, se se busca impedir la introducción de pruebas ilegales o superfluas; también evitar comportamientos inadecuados que puedan interferir con la buena fe y la presunción de inocencia.

Por otro lado, en cuanto a las objeciones, tienen como fin primordial, no admitir los elementos probatorios que allega o presenta la otra parte, y se relacionan sobre todo con el interrogatorio de los testigos.

Audiencia de juicio oral en delitos sexuales con menor de 14 años

Los procesos de delitos sexuales donde se encuentran involucradas victimas menores de edad, siempre generan un gran impacto social, el cual altera en ocasiones el trámite de la audiencia del juicio oral, dado que, la publicidad puede resultar contraproducente y pone en peligro al mismo procesado. De igual modo, la recepción de los interrogatorios debe surtirse de forma prudente, debido a que, puede terminarse revictimizando al sujeto pasivo de la conducta, por lo tanto, el testimonio de la víctima se realiza en una cabina aparte y con la supervisión de un psicólogo especialista en estos casos.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea