Código de procedimiento penal, cómo entender y aplicarlo

La ley 906 de 2004 mediante la cual se expidió el Código de Procedimiento Penal es la ley penal vigente que rige las generalidades del procedimiento penal. De ahí la importancia de entender qué es, cuáles son los principios que lo rigen, quiénes son parte y cómo se debe aplicar.

Es importante anotar que para su mejor comprensión la recomendación es ir directamente a la fuente, la Ley se puede encontrar en línea en algunas páginas del estado, e incluso algunas ofrecen su pdf para más comodidad en la lectura.

¿Qué es el código procesal penal?

El Código de Procedimiento Penal, es un conjunto de normas penales encargadas de regular el procedimiento mediante el cual se aplica el derecho penal, desde su principio hasta el final. Ellas indican el camino que se debe seguir a la hora de generar algún tipo de sanción penal legal contra un individuo.

Tiene como fin principal la justa e imparcial administración de justicia mediante el respeto de las garantías y los derechos fundamentales de los indiciados, manteniendo así el orden público.

Ahora bien, con la ley 1826 de 2017 se realizó una modificación al código de procedimiento penal, es decir a la ley 906 de 2004, que termina realizando una reforma al código penal, pues su aplicación ahora se regirá de forma diferente. Así es como el cambio a la norma de procedimiento termina por afectar la norma sustancial.

No obstante, dicha reforma no es un nuevo código de procedimientos penales, sino unas modificaciones a ciertos artículos con el fin de establecer un procedimiento penal abreviado para algunos tipos penales, así como regular el acusador privado.

Principios del derecho procesal penal

El procedimiento penal se rige por una serie de principios reconocidos por la ley, los cuales se encuentran enunciados del artículo 1 al 27 de la ley 906 de 2004. Ellos tratan de los derechos legales y constitucionales que tiene toda persona que se encuentre inmerso en un proceso penal, de ahí la importancia de su puesta en práctica por parte de los funcionarios judiciales, pues son la base del procedimiento penal y garantizan el cumplimiento de los mínimos que toda persona debe tener dentro de un proceso penal en un estado social de derecho.

Dentro de estos principios se encuentran el de la Dignidad Humana, la Libertad, la Prelación de los Tratados Internacionales, la Igualdad, la Imparcialidad, la Legalidad, la Presunción de inocencia, Derechos de las víctimas, entre otros, todos fundamentales a la hora de aplicar la sanción penal que la ley regula por la comisión de delitos.

Las partes e intervinientes en el proceso penal

Existen cuatro partes e intervinientes en el Proceso Penal Colombiano, y cada uno cuenta con funciones y atribuciones específicas dentro del mismo las cuales se encuentran reguladas dentro del Título IV del Código de Procedimiento Penal.

Fiscalía General de la Nación

Es la encargada de investigar y acusar a los presuntos responsables de la comisión de los delitos. Es quien hace las veces del acusador dentro del proceso penal, es decir el encargado de demostrar que la responsabilidad penal del procesado a través de los medios que el Derecho Procesal Penal le ofrece para probar su teoría de cómo ocurrieron los hechos. (PARTE)

Defensa

Toda persona que sea acusada de la comisión de un delito tiene derecho a tener un abogado defensor, el cual puede ser designado libremente por el imputado o asignado por el Sistema Nacional de Defensoría Pública. El defensor tendrá como objetivo principal ofrecer al imputado la asistencia necesaria para ejercer el derecho de contradicción de las pruebas y velar por los intereses de su defendido. (PARTE)

Imputado

Se trata de la persona que fue vinculada dentro del proceso mediante la imputación, a quien la fiscalía individualizó, identificó e imputó la comisión del delito. (PARTE)

Víctimas

Todas las personas ya sean naturales o jurídicas que hayan sufrido daño alguno por la comisión del delito. Debe comprobarse el daño para que poderse ostentar dicha calidad. (INTERVINIENTE)

Código procesal penal colombiano y su aplicación

Es de anotar que la aplicación del código Procesal Penal inicia incluso desde la etapa de indagación donde el Fiscal se encuentra evaluando la viabilidad o no de iniciar formalmente un proceso penal contra el indiciado mediante la imputación de cargos.

Regula también el tema del allanamiento, la viabilidad de proferir orden de captura, la incautación, hasta las reglas que se deben tener en cuenta a la hora de realizar la audiencia de juicio oral, pasando incluso por la oportunidad de desistimiento de la acción penal cuando el Fiscal así lo considere necesario. Convirtiéndose así en el mayor aliado que se debe tener en cuenta para garantizar el cumplimiento de la ley sustancial penal, la ley 599 de 2000.

Dentro de las reglas del procedimiento penal, se establecen una serie de audiencias las cuales deben agotarse para poder establecer o no la comisión de un delito por parte de un individuo, estas son:

Concentrada

Es una audiencia mediante la cual se realizan tres diligencias que aunque son independientes se realizan conjuntamente dándole así aplicación al principio de celeridad, que se encuentra estipulado en el artículo 29 de la Constitución Política. En ella se realizan las audiencias de legalización de captura, la imputación de los cargos y la solicitud de medida de aseguramiento.

Acusación

Es la audiencia mediante la cual el Fiscal expone su pretensión, es decir, relata los hechos que según su tesis tuvieron lugar, también las pruebas mediante las cuales pretende demostrar en la audiencia del juicio oral los supuestos hechos, así como el delito en el cual se enmarca la conducta cometida.

Preparatoria

En esta audiencia las partes e intervinientes procesales le solicitan al juez admitir las pruebas consideran necesarias para probar su tesis de los hechos que ocurrieron, así mismo también pueden solicitar al juez que rechace, inadmita o excluya las pruebas solicitadas por la contraparte por no cumplir con los requisitos necesarios para ser tenidas en cuenta. Antes de finalizar la misma el juez decreta cuáles serán las pruebas que se practicarán durante la audiencia de juicio oral.

Juicio Oral

Es la audiencia en la que se practican todas las pruebas que fueron decretadas por el juez en la audiencia preparatoria. En la práctica su realización puede necesitar la disposición de varios días pues algunas pruebas requieren de más tiempo para su práctica.

Lectura de Fallo

Allí es donde el juez lee la sentencia que tiene como finalidad establecer o no la responsabilidad del procesado, en caso de considerar que se cumplen los requisitos para emitir sentencia condenatoria lo hace incluso informando cuál sanción penal de todas las que incluye la legislación penal será la que se otorgue, y el tiempo de duración de la misma.

No obstante, debe anotarse que con las nuevas reformas hechas al Código de Procedimiento Penal quedo actualizado el procedimiento abreviado para algunos delitos, pues se eliminó la audiencia de imputación, la audiencia de acusación se concentró en una misma con la preparatoria, la audiencia de juicio oral se mantuvo, pero la audiencia de lectura del fallo se eliminó pues el juez ahora profiere la sentencia de forma escrita y corre un traslado para que se sustente el recurso de apelación en caso de considerarlo necesario por alguna parte.

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea