Impedimentos y recusaciones

impedimentos y recusaciones

Los principios procesales son los pilares que velan por un proceso justo en el que existan todas las garantías, un proceso que contenga imparcialidad e igualdad, por lo tanto, los impedimentos y recusaciones son figuras jurídicas con las que cuentan las partes para validar dicha imparcialidad.

Los impedimentos son los elementos que tiene el juez para no interferir en el proceso, toda vez, que acredita alguna causal justificada que le impida tener absoluta imparcialidad en el momento de resolver el proceso o de dictar sentencia.

En otro sentido, las recusaciones son las solicitudes que pueden hacer las partes del proceso, en cualquier etapa del desarrollo del mismo, con el fin de que sea otro juez, magistrado o  funcionario quien intervenga y conozca del proceso, para garantizar la imparcialidad, la justicia y la igualdad.

Impedimentos y recusaciones en materia penal

Los impedimentos y recusaciones pueden observarse en distintas ramas del derecho, tales como, derecho administrativo, derecho civil, derecho laboral, derecho comercial y derecho penal, en este artículo nos enfocaremos en los impedimentos y recusaciones en materia penal.

El Código de Procedimiento Penal en su artículo 56 enuncia las causales de impedimentos para jueces, magistrados y otros funcionarios, las cuales son las siguientes:

  1. Cuando se presente que el funcionario judicial, su cónyuge, o alguno de sus parientes con los cuales comparta un grado no superior al cuarto de consanguinidad o segundo de afinidad, tenga un interés relevante en el desarrollo del proceso.
  2. En el caso en el que el funcionario tenga alguna obligación y ejerza como deudor o acreedor de alguna de las partes, su cónyuge, o alguno de sus parientes con los cuales comparta un grado no superior al cuarto de consanguinidad o segundo de afinidad.
  3. Si el funcionario judicial, o su cónyuge, es pariente hasta en un cuarto grado de consanguinidad o civil, o segundo de afinidad, del apoderado de alguna de las partes.
  4. Cuando el funcionario judicial haya sido apoderado o defensor de alguna de las partes.
  5. En el caso en que se tenga alguna amistad íntima o enemistad grave con alguna de las partes.
  6. Cuando el funcionario haya sido quien dictó la providencia sobre la cual se está desarrollando la segunda instancia.
  7. Cuando funcionario judicial deje vencer los términos, por no avanzar en la actuación judicial de manera injustificada.
  8. En el caso en que el fiscal haya dejado vencer el término para formular la acusación o pedir la preclusión ante el juez.
  9. Si en el desarrollo de la investigación el juez participó en la figura de fiscal.
  10. Si el juez fue quien en su momento actuó como, juez de control de garantías.
  11. Cuando el Juez competente, previamente haya conocido acerca de una solicitud de preclusión presentada por la fiscalía para el mismo caso, y decidiera negarla.

Entre muchas otras situaciones, que se relacionan con la cercanía del funcionario judicial con alguna de las partes por sí mismo o por algún pariente, la intervención previa en el transcurso de la actuación penal, así entonces, el juez, magistrado o funcionario competente podrá excusarse en un argumento válido, el cual lo protege de estar incurso en una investigación disciplinaria a futuro.

La causales de las recusaciones son básicamente las mismas, la gran diferencia es que estas, son solicitadas por las partes, y fundamentadas en el desarrollo de una actuación judicial totalmente neutra e imparcial.

Trámite para los impedimentos

Si llega a presentarse alguna situación de las antes mencionadas o una similar, el magistrado, juez o funcionario, deberá presentar un impedimento, argumentando la causal y allegarlo a la Sala Penal del Tribunal de su distrito.

En lo referente, a los requisitos y las formas de recusación, si el funcionario judicial no manifiesta que se encuentra incurso de alguna de las causales señaladass por el Código de Procedimiento Penal, algún sujeto de las partes podrá solicitar la recusación, la anterior solicitud se decidirá de conformidad con los términos señalados en dicho código.

La improcedencia de los impedimentos y las recusaciones, puede presentarse si la causal nace por el cambio del defensor de alguna de las partes, y solo tendrá validez si la recusación es propuesta por parte del Ministerio Público o la parte opuesta.

A partir del momento, en que sea solicitada la recusación por alguna de las partes o el funcionario encargado de dar impulso a la actuación procesal manifieste un impedimento, habrá una suspensión del proceso, hasta el momento en que se decida de plano.

Si la solicitud de recusación se declara como infundada, no se contará como término de prescripción el tiempo que transcurra entre la solicitud y la decisión adoptada.

Después de se haya avalado el impedimento o aceptado la recusación, y la causal que le daba origen desaparezca, no será posible que el funcionario judicial recupere la competencia para conocer del caso.

 

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea