Orden de Captura – Legalización, Vigencia, Requisitos

orden-de-captura

La orden de captura consiste en el requerimiento escrito realizado por un juez de control de garantías el cual deberá indicar los motivos de esta, el nombre y los datos de individualización de a quien se dirige la captura, el delito, la fecha de los hechos y el fiscal que dirige la investigación, lo anterior conforme a lo establecido en el artículo 298 del Código de Procedimiento Penal (Ver: ¿Qué es el código de procedimiento penal?).

Vigencia de una orden de captura

Las ordenes de captura de acuerdo con la Ley 906 de 2004 tienen unos términos de vigencia, a saber, máximo de un (1) año, el cual puede prorrogarse tantas veces como sea necesario, a petición del fiscal.

Requisitos Generales de la orden de captura

Para que un juez de control de garantías emita una orden de captura es necesario que cumpla con las formalidades legales, además se deben indicar los motivos razonablemente fundados para inferir que la persona contra quien se pide la orden de captura es autor o participe del delito que se investiga.

Trámites y pasos correspondientes a una captura

Audiencia de solicitud de orden de captura

Lo primero que se requiere para capturar a una persona como se mencionó, es la orden escrita de un juez de control de garantías, para lo cual es necesario que el Fiscal encargado del caso solicite ante el juez la orden escrita en una audiencia llamada solicitud de orden de captura, en dicha audiencia el fiscal deberá sustentar su petición indicando: la individualización del indiciado; indicar el delito por el que se investiga; exponer los hechos jurídicamente relevantes y circunstancias de modo, tiempo y lugar para acreditar la existencia del delito; los elementos que se tienen para demostrar la relación que el indiciado tiene como autor o participe del delito; realizar un juicio de proporcionalidad y por último exponer el término de vigencia de la orden de captura.

Captura

El juez analizará lo expuesto y tomará la decisión si emitir o no la respectiva orden de captura, posterior a esto se deberá enviar dicha orden de manera inmediata a la Fiscalía General de la Nación con el propósito de que disponga del organismo judicial encargado de realizar la aprehensión física de la persona.

Es necesario que, al momento de realizar la aprehensión física de la persona se lean los derechos que tiene el capturado, los cuales se encuentran consagrados en el artículo 303 del Código de Procedimiento Penal, así:

  • El hecho, motivo y funcionario que ordenó su captura.
  • El derecho que tiene de llamar a una persona para comunicar de su aprehensión.
  • El derecho que tiene a guardar silencio y que las manifestaciones que haga podrán ser usadas en su contra.
  • El derecho que tiene a ser asistido por un abogado de confianza o por un abogado público que designe el estado.

 Captura excepcional

De manera excepcional el ordenamiento jurídico prevé que la Fiscalía pueda emitir la orden de captura escrita sin necesidad de solicitarla ante el juez de control de garantías, como se menciona, esto es de carácter excepcional, siempre y cuando no se encuentre un juez que pueda ordenarla y existan elementos materiales probatorios, evidencia física o información que permita inferir de manera razonable que el indiciado es autor o participe de la conducta investigada.

Casos en que procede la captura excepcional

  1. Riesgo inminente de que la persona se fugue.
  2. Probabilidad fundada de que la persona altere los medios probatorios.
  3. Peligro para la seguridad de la comunidad o de la víctima, siendo necesario la captura, para que la persona no cometa una conducta punible contra ellas.

Captura en flagrancia

Otro caso especial fuera de la regla general de la orden escrita por el juez de control de garantías es la captura en flagrancia, la cual sucede cuando:

  • La persona es sorprendida y capturada durante la comisión del delito.
  • La persona es sorprendida durante la comisión del delito, pero capturada inmediatamente después por persecución o por señalamientos de la víctima o de otras personas como autor o cómplice del delito.
  • La persona es sorprendida y capturada con objetos u otros instrumentos de los cuales se puede fundamentar que acaba de cometer o participar en el ilícito.
  • La persona es sorprendida en la comisión de un delito en un sitio abierto al público a través de cámaras de seguridad y capturada inmediatamente después.
  • La persona es hallada en un vehículo utilizado momentos antes para huir del lugar de la comisión del ilícito

Con relación a los casos mencionados anteriormente cualquier persona puede capturar a quien sea sorprendido en flagrancia, si se realiza por una autoridad, esta deberá conducir al capturado inmediatamente ante la Fiscalía General de la Nación.

Cuando la captura sea realizada por un particular deberá conducir al capturado ante la autoridad de policía, quien a su vez deberá ponerlo a disposición de la Fiscalía General de la Nación. En estos casos se realizará igualmente la lectura de los derechos del capturado.

Legalización de captura

Por último, después de hacer la aprehensión física de la persona es necesario llevarla ante el juez de control de garantías en un máximo de treinta y seis (36) horas posteriores a la captura para llevar a cabo una audiencia llamada de legalización de captura, en esta  audiencia en un primer lugar interviene la Fiscalía indicando la individualización del capturado; la existencia y vigencia de una orden de captura emitida por un juez de control de garantías, a menos que se trate de los casos excepcionales mencionados anteriormente; justificar que se cumplió con el término de las treinta y seis (36) horas y demostrar que se respetaron los derechos del capturado y su buen trato.

Por otra parte, el juez deberá verificar los requisitos anteriormente expuestos y desarrollados por la fiscalía en su alegato, en caso de que se cumplan con estos el juez legalizará la captura y cancelará la orden, para que, posteriormente  la fiscalía proceda a realizar las audiencias de imputación y medida de aseguramiento si fuere el caso, o podrá no legalizar la captura caso en el cual ordenará la libertad inmediata del procesado.

Quizás te interese:

¿Necesita ayuda?

Escríbanos y obtenga asesoría inmediatamente

Pin It on Pinterest

whatsapp-en-linea whatsapp-en-linea